side-area-logo

¿Es compatible el suelo de madera de Listone Giordano con la calefacción radiante?

El suelo radiante es un sistema de calefacción que se utiliza desde hace más de 30 años en la construcción. Nace en el norte de Europa con la finalidad de dar respuesta a exigencias estéticas y funcionales: por una parte, surge con la finalidad de eliminar los antiestéticos radiadores y conductos de calefacción y, por otra, con la intención de obtener una alta eficiencia energética y un mayor confort respecto a los sistemas tradicionales.

A pesar de que han pasado tres décadas desde su surgimiento, en Interni todavía nos encontramos con usuarios, arquitectos e interioristas que se siguen cuestionando si la calefacción radiante funciona bien con los suelos de madera. Es por eso que hoy queremos aclarar mitos sobre una combinación que, en un primer momento, puede parecer inviable. ¿Madera natural y calor? ¡Sí, pero únicamente si la madera es de calidad!

 

¿Cómo funciona la calefacción radiante?

La calefacción radiante se distribuye en finísimas tuberías que se colocan en el suelo formando un serpentín que se cubre y que queda completamente embebido en la solera de cemento. Esta solera será el soporte sobre el cual se colocará después el revestimiento final, en este caso, el suelo de madera (el mismo que emitirá calor al ambiente).

El sistema de calefacción radiante funciona con una resistencia eléctrica o a través de tuberías por las que circula agua a baja temperatura. Aunque los dos sistemas son válidos, en España es más utilizado el sistema de tubos de agua que el eléctrico por una cuestión de ahorro de coste de energía.

 ¿Por qué es más eficiente que un sistema tradicional de radiadores?

La temperatura máxima a la que trabaja el sistema del suelo radiante es de 32º. En estos casos, la superficie que actúa como radiador emitiendo calor es el pavimento de la casa. Un sistema de calefacción por radiador o por bomba de calor alcanza temperaturas de hasta 80º. Es decir, llega a una temperatura que duplica ampliamente el de la calefacción radiante.

Hay que tener en cuenta que el sistema de suelo radiante tiene la capacidad de reforzar las zonas en las que existen pérdidas de temperatura (por ejemplo, los cerramientos). Por el contrario, la calefacción tradicional por bomba de calor funciona con elementos radiadores que no tienen inercia, algo que genera una significativa pérdida de energía.

Para optimizar el coste de energía, habitualmente los radiadores externos se accionan en el momento que permanecemos en casa y se desactivan al salir de ella, una costumbre que provoca picos de temperatura que llegan a dañar la madera.

Sin embargo, el sistema de calefacción radiante funciona de forma constante, evitando que tengamos que programar la temperatura dependiendo de cuándo nos encontramos en nuestro hogar. Este sistema se gradúa a una temperatura de 21º grados, que crea un ambiente agradable y suave.

¿Qué dice la normativa? ¿Podemos guiarnos únicamente por lo que marca la ley?

La norma UNE 58810-2013 establece que un suelo de 15 mm con una resistencia térmica inferior a 0,17 kW/m2 es válido para suelo radiante. Desde Interni, expertos en la instalación de suelos de madera de la más alta calidad y distribuidores oficiales del suelo de parquet de lujo Listone Giordano, podemos asegurar que la normativa no ofrece todas las garantías. A continuación, veremos por qué.

Un suelo de madera sujeto a la resistencia térmica que establece la normativa sufrirá sin duda daños estéticos, dilataciones, mermas, hinchazones y deformaciones de las tablas que afectarán a la durabilidad del suelo de madera. Por ello es tan importante escoger un suelo de madera de calidad superior.

Tras años de ensayos y experiencia en los mercados más exigentes, entre ellos Japón, Listone Giordano ha trabajado con la voluntad de mejorar la conductividad y resistencia térmica, y establecer unos estándares que excedan lo establecido por la normativa actual. Ejemplo de ello son los parquets Prima (0,062 kW/m2), Listone (0,077 kW/m2) o Plank (0,086 kW/m2).

Así, al mejorar la conductividad o resistencia térmica del producto, se provoca la eliminación del posible movimiento de la madera e implica un ahorro de energía de hasta un 70%. Esto se debe a la rapidez con la que se consigue llegar a la temperatura de confort tras la puesta en marcha de la calefacción.

 

Cuatro normas básicas a respetar para colocar Listone Giordano sobre calefacción radiante

 

  • Crear una barrera de vapor debajo del material aislante, conocido como huevera. La barrera de vapor (un film de plástico) evitará en el futuro la absorción del vapor de agua que se genera al calentar dos espacios a temperaturas diferentes.

 

  • Establecer 30 mm de solera de cemento sobre los tubos de agua o cable eléctrico. Es a partir de este sistema donde la solera actúa y reparte bien el calor a través del pavimento. Menos espesor significa un mayor consumo de energía y falta de homogeneidad en la distribución del calor.

 

  • Parquet encolado en masa y directamente sobre la solera. ¿Sabías que no todos los parquets son aptos para ser encolados? Listone Giordano ha sido diseñado y construido especialmente para instalarse encolado: las capas del soporte están dispuestas de forma estratégica mientras que los cortes transversales, el encolado marino y la madera de abedul de altísima calidad garantizan una mejor transmisión del calor y la absoluta indeformabilidad del suelo de madera.

 

  • Instalación del suelo de madera Listone Giordano sobre suelo radiante. Es absolutamente necesario cumplir una norma: en el caso de Listone Giordano, la humedad de la solera no debe ser superior a 1,7% en peso. Para conseguir este valor basta encender la calefacción de forma progresiva hasta su temperatura de funcionamiento durante 15 días. Un sencillo gesto que nos garantizará que la solera estará lista para recibir un suelo de madera de Listone Giordano que nos durará toda una vida.

 

Un test que evalúa la resistencia de Listone Giordano

Listone Giordano ha sido el primer parquet del mundo con capa a vista de 5 mm de espesor que ha superado con sobresaliente el estricto test JAS. En este protocolo de prueba, el suelo de madera natural Listone Giordano fue sometido a un test de estrés durante 300 horas consecutivas en un sustrato que contenía canalizaciones con agua circulante a una temperatura de casi 80°C.

Una situación límite que, aunque obviamente no debe reproducirse en las instalaciones comunes, resulta muy significativa para hacernos ver su alto rendimiento. Si estás pensando en instalar un sistema de calefacción radiante, el parquet de madera de Listone Giordano, por último, te recomendamos que lo utilices siempre a baja temperatura y procurando que la temperatura superficial de la madera no supere los 29°C, tal y como lo prescriben las normativas técnicas vigentes.

Según en qué construcciones no se puede utilizar otro sistema de calefacción que no sea a través de suelo radiante. Es por eso que el uso de radiadores está destinado a desaparecer dentro de las casas de alto standing. ¿Hemos resuelto tus dudas? ¿Te animas a instalarlo en tu hogar? En Interni somos especialistas en la instalación de Listone Giordano, un suelo de madera natural de la mayor calidad. ¡No dudes en contactar con nosotros hoy mismo!

SUSCRÍBETE

Apúntate a nuestra lista y recibe lo último en tendencias de diseño e información exclusiva sobre nuestras marcas.

Nombre(*)

Correo electrónico (*)

(*) Campos obligatorios.
Acepto los términos y condiciones de uso

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share
Tagged in

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.+ info

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete!

Apúntate a nuestra lista y recibe lo último en tendencias de diseño e información exclusiva sobre nuestras marcas.
SUSCRIBIR
close-link